Producto NO disponible

Belice: Cayo de San Pedro

8 Días / 7 noches

Belice: Cayo de San Pedro
Belice: Cayo de San Pedro

Categoría Turista

ATY-105353

Salidas: Diario

INCLUYE:

  • 7 noches de alojamiento en San Pedro con desayuno

NO INCLUYE:

  • Comidas o cenas no indicadas en itinerario
  • Visitas indicadas como opcionales
  • Servicios no mencionados

ITINERARIO:

Día 1 BELICE (ciudad) – SAN PEDRO (Cayo de Ambergris)
Recepción en el aeropuerto y traslado en lancha al hotel. Alojamiento.
Día 2 BELICE
Ambergris Caye, la isla más grande de Belice, es conocida por sus deportes acuáticos, posibilidades de submarinismo y playas caribeñas. En la costa oriental, el arrecife de coral de Belice incluye lugares excelentes para hacer esnórquel y buceo, como la reserva marina de Hol Chan, donde hay abundantes especies marinas, y el Great Blue Hole, de 124 metros de profundidad. La base de la isla es el municipio de San Pedro, un centro de navegación y exploración de los arrecifes
Hay muy pocos vehículos en la isla, con la excepción de los taxis, la forma principal de moverse o ya sea a pie, en bicicleta o en los carritos de golf. El mayor atractivo de Cayo Ambergris es la proximidad al Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice, el cual se encuentra a menos de una milla de la costa y corre paralelo desde el extremo norte de Cayo Ambergris hasta la frontera sur de Belice. Los sanos arrecifes son el hogar de una gran variedad de vida marina, atrayendo buceadores y pescadores de aguas profundas de todo el mundo.
Antes de la llegada de los europeos en el año 1500, Cayo Ambergris fue ocupado por 10.000 mayas, sirviendo como una activa comunidad pesquera y un ocupado centro comercial. Con el tiempo, al igual que en otras partes de Centroamérica, la población maya en Cayo Ambergris fue diezmada a medida que los europeos comenzaron a instalarse en el área durante los próximos tres siglos. En 1848, el pueblo de San Pedro nació como mestizos (mezcla de personas de origen español y maya), los refugiados de la península de Yucatán se rebelaron contra la ocupación española y llegaron a Cayo Ambergris trayendo con ellos la lengua española y las ricas tradiciones culturales y religiosas. El pueblo creció rápidamente, prosperando en un aumento de las exportaciones de cocos, langostas y otras especies de peces comerciales. Los primeros turistas llegaron a Cayo Ambergris en 1950 y hoy en día la isla y el pueblo de San Pedro son una mezcla criolla, mexicana y maya, con el turismo como el motor económico más grande.
El pueblo de San Pedro ocupa varias cuadras de la costa y es donde vive la mayoría de los 17.000 habitantes de la isla. La costa está llena de casas para huéspedes, hoteles pequeños, restaurantes junto al mar y docenas de tiendas para buceo o esnorkel, donde se pueden reservar excursiones o alquilar equipo. Mientras que la estrecha franja de arena que recubre el océano en San Pedro es más un pasadizo que una playa, muchos de los hoteles cuentan con largos muelles hacia el mar, donde los huéspedes pueden tomar el sol y nadar. El fondo poco profundo se extiende bastante lejos y en muchas áreas están cubiertas de algas marinas. Algunas personas bucean en estos muelles, pero la verdadera acción está en el arrecife donde se requiere un barco para llegar hasta este punto. Otras alternativas son kayak, windsurf, kitesurf y surf de remo, los cuales son los deportes acuáticos más populares que se pueden realizar desde la costa.
En el corazón de San Pedro, se pueden observar los carritos de golf, taxis y bicicletas por las calles adoquinadas llenas de tiendas ofreciendo productos locales únicos que incluyen: artesanías, chocolates y otros. Los visitantes también podrán encontrar estudios de yoga y spas de un día, junto a docenas de restaurantes que sirven platos locales, mariscos e incluso platos internacionales. La vida nocturna inicia tarde alrededor de las 11 p.m. y varía cada noche en muchos bares con música en vivo.
El principal atractivo de la isla se encuentra en alta mar en el arrecife, hay excursiones disponibles tanto de media mañana como de un día completo. La mayoría de los visitantes practican esnórkel en la Reserva Marina Hol Chan, donde la pesca es prohibida y la vida marina está prosperando. Esto se combina a menudo con una parada en el Shark Ray Alley, donde los buceadores podrán estar de cerca con la gran población de tiburones nodriza y mantarrayas.
Día 8 CAYO SAN PEDRO - AEROPUERTO
Desayuno. A la hora indicada traslado al aeropuerto.
FIN DE NUESTROS SERVICIOS
NOTA: las habitaciones cuentan solamente con camas matrimoniales

Destino

San Pedro

Politica de cancelación

No hay penalidad por cancelación recibida hasta 30 días antes de ingresar. Hora local del hotel

Consultenos sobre este producto
Registrate y comenzá a recibir nuestras promociones
Recibirás emails promocionales, no compartiremos tus datos personales con terceros. Para más información consulta las políticas de privacidad.